Pasaportes y Visados

Por supuesto necesitamos un pasaporte válido para entrar en Japón. No es necesario el pasaporte digital. Tampoco es necesario visado para los españoles si nuestra estancia turística o de viaje de negocios no va a durar más de 90 días. La embajada de España en Japón se ubica en Tokio, 1-3-29, Roppongi, Minato-ku, Tokio 106. Tel: 03 3583 8531 (para llamadas de fuera de Japón hay que quitar el 0). e-mail: embespjp@mail.mae.es La embajada japonesa en España está en Madrid y tienes también información muy útil.

a

Al viajar no solo tenemos que cubrirnos con un seguro de viaje sino también saber con qué documentación y requisitos debemos contar para viajar al destino deseado y contratar un seguro médico.

Temperaturas y precipitaciones

Las temperaturas en Tokio registran promedios de 6º C en invierno, 14º C en primavera, 25º C en verano y 18º en otoño. Desde mediados de junio a mediados de julio, llega la época del “tsuyu” con lluvias constantes. La Agencia de Metereológia Japonesa marca la época de lluvias en Tokio desde el 8 de Junio hasta el 20 de Julio. En julio y agosto, el calor es bochornoso, muy húmedo. Te pasas el día debajo del aire acondicionado. Como en Barcelona…

Desde finales de agosto y durante el mes de septiembre los tifones son numerosos. De hecho, así como en EEUU les ponen nombres, en Japón los van numerando y no es raro que hablen del tifón nº29, 30, … Afortunadamente muchos de estos tifones apenas tocan Japón. Como media, Japón sufre la influencia directa de 11 tifones anuales, de los cuales 3 embisten directamente el archipiélago japonés. Los fuertes vendavales y lluvias torrenciales suelen provocar algún contratiempo en los eficientes transportes japoneses.

Regalos.

En Japón los regalos son muy importantes. En la primera reunión de negocios el visitante extranjero será obsequiado con un regalo. Y si se es invitado a una casa japonesa es imprescindible llevar un regalo. Lo habitual es regalar productos alimenticios como frutas, té, galletas o chocolates, etc…o un algún producto u objeto del país de origen. Lo habitual es también recibir el regalo pero no abrirlo delante del oferente. Dos aspectos a tener en cuenta, reciprocidad y apariencia: El regalo no debe ser caro, lujoso u ostentoso puesto que el agasajado normalmente responderá en una futura ocasión y estaríamos obligándole a correspondernos de igual forma. La apariencia es sumamente importante. Los regalos van siempre envueltos y en esto los japoneses son unos artistas consumados. El arte de envolver regalos se denomina “tsutsumi”. La envoltura del regalo expresa la emoción y sentimientos del oferente. En celebraciones como cumpleaños, bodas o en situaciones menos afortunadas como funerales, se suele entregar un sobre con algo de dinero; existe todo un código de sobres y colores, cada uno específico según la ocasión. En la envoltura tradicional se utilizan los “furoshiki”, paños de tela como envoltorio. Afortunadamente no tenemos que complicarnos tanto; las secciones “depachika” (pisos inferiores de los grandes almacenes) suelen estar dedicadas a productos alimenticios y secciones de regalos y se encargarán de envolver el regalo con un bonito papel japonés. También se acepta como envoltorio una bolsa de algún comercio o tienda elegante.

Seguridad.

Japón es un país muy seguro y Tokio, la mayor metrópolis del mundo, es también una ciudad muy segura. No es raro ver a niños viajando solos en el metro o autobuses y los japoneses son ávidos practicantes de la siesta, cuando viajan en metro y trenes seguros de que nadie robará sus pertenencias. Casi cualquier objeto que se encuentra extraviado es llevado a la oficina de objetos perdidos y devuelto a su dueño (menos los paraguas; ¡a los japoneses no les gusta mojarse en la lluvia!). Conozco de primera mano a una persona que se encontró una cartera con cien mil yenes y la devolvió a su dueño quién correspondió el gesto con una caja de frutas de regalo. ¡Sí, con una caja de frutas!; pero lo importante es el gesto de agradecimiento y reconocimiento. Tan obligado estaba la persona que encontró la cartera a devolverla, como el despistado que la perdió y recuperó a corresponder agradecido su devolución. Y en otra ocasión hablaremos del coste de la fruta en Japón y su utilización como regalo en cajas adecuadas al efecto. Otro ejemplo : Español de viaje de negocios por Japón y China. Extravía la cartera en Japón, con efectivo, tarjetas, documentación. La encuentra un japonés y ve el recibo del hotel donde se alojó en Tokio. Remitió la cartera al hotel y desde allí se la enviaron a España. No faltaba nada. Da gusto, ¿eh?. Y cualquier lugar de Japón está cerca de un “koban”, desde luego una garantía de asistencia y seguridad.

http://www.asistenciaviajero.com.ar/noticias/viajes-a-tokio/

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>