Si no sos viajero frecuente leé esta nota y evitá más de un dolor de cabeza antes, durante y después de volar. Enterate de qué llevar en el equipaje de mano y qué despachar. Y recordá contratar seguro de viaje para la tranquilidad tuya y de los tuyos.

Seguridad en los aeropuertos: guía para saber qué podés llevar en un viaje de avión

Después de los atentados del 11 de septiembre de 2001 en los Estados Unidos, las limas metálicas, los alicates, los frascos de quitaesmalte, los desodorantes en aerosol, los perfumes de tamaños grandes y las botellas de licor o bebidas alcohólicas, entre otros objetos, integraron el listado de artículos prohibidos en las cabinas de los aviones comerciales. Con el tiempo, esa lista se fue ampliando y las normativas internacionales de control aéreo se volvieron cada vez más rigurosas. Desde aquel atentado, los controles de seguridad aeroportuaria pueden convertir un viaje al exterior en un verdadero dolor de cabeza para aquellas personas que no vuelan con frecuencia. En 2001 la Organización de la Aviación Civil Internacional (OACI) reforzó el régimen de inspecciones de forma sorpresiva a pasajeros y a sus equipajes. Medida obligatoria en todas las estaciones aéreas del planeta, incluso en los países América latina. Para no pasar un mal momento a la hora de embarcar, sólo hay que recordar las consignas básicas que exige ese código de seguridad internacional. Por ejemplo, qué objetos pueden llevarse en el avión y cuales no; qué cosas conviene despachar con en el equipaje; o averiguar si se puede llevar en el vuelo las compras realizadas minutos antes en el Duty Free Shop.

4 artículos prohibidos en el equipaje de mano

– No se puede subir al avión con objetos punzantes, cortantes o contundentes (cortaplumas, agujas, jeringas, hojas y maquinas de afeitar, alicates, tijeras, navajas, cuchillos y lima de uñas de metal, entre otros); elementos explosivos o inflamables (aerosoles, benzinas, encendedores, velas); y con sustancias tóxicas o químicas (alcohol, desinfectantes y compuestos farmacéuticos). – Perfumes o líquidos en frascos mayores a 110 ml, botellas de wisky o cualquier otra bebida, artículos electrónicos, maquillaje o cremas corporales, y alimentos o especias, entre otros productos podrán llevarse a bordo sólo aquellos adquiridos en el Free Shop minutos antes de embarcar. Esa compra generalmente se entrega al pasajero en la manga del avión, sellada. Y a pesar de que puede ser abierta por los pasajeros durante el vuelo, la compañía aérea permite su traslado hasta que finalice el vuelo. Las compras en el Free Shop no pueden ser embarcadas en los bolsos de mano en los vuelos de conexión. – Los frascos menores a 110 ml pueden ser trasladados en bolsos de mano tras una inspección previa al embarque. Es obligatorio llevar envases con líquidos, cremas, pomadas o polvos dentro de una bolsa Ziplok cerrada. – Los pasajeros que quieran transportar armas de fuego, podrán hacerlo siempre y cuando se presenten antes de hacer el check-in en la oficina de armas de cada aeropuerto de salida a fin de obtener la autorización reglamentaria. Las armas son embaladas en un estuche adecuado y entregadas a su dueño por las autoridades del aeropuerto de llegada.

¿Qué conviene despachar en vez de llevarlo a bordo?

– Los cargadores de baterías y los accesorios electrónicos que no vayan a ser usados durante el viaje. – Sets de manicuría y belleza. – Los juguetes de los chicos, los videojuegos y sus accesorios.

Al contratar asistencia al viajero asesorece sobre lo que puede y no llevar en el viaje.

Fuente:

http://www.asistenciaalviajero.com.ar/seguridad-en-aeropuertos-chilenos/