Periódicamente, viajeros que pasan por los aeropuertos se enfrentan con que le han abierto las valijas, se las han roto o directamente están extraviadas. No es patrimonio exclusivo de nuestros aeropuertos pero ocurre demasiado seguido. Aquí una nota de cómo prevenir.

Un artículo publicado en el diario español El País reproduce un hecho bastante frecuente en la Argentina: el robo, extravío o roturas de las valijas. En el blog del periódico denominado “El viajero” informa que según un reporte de SITA Baggage Report 2012, el año pasado se extraviaron 25,8 millones de maletas, 6,6 millones menos que año anterior (en 2007 se perdían más de 45 millones, la cosa va mejorando). Un despiste que les cuesta a las aerolíneas, las responsables de pagar indemnizaciones a los pasajeros, la friolera de 650 millones de dólares. El 99 % de los equipajes facturados llega a tiempo a su destino, pero si uno se extravía, lo más probable es que sea el suyo, según reza la “Ley de Murphy”.

¿Cómo evitar que eso ocurra?

En los viajes de larga distancia, lo más probable es que tenga que facturar algún bulto. Estas 10 recomendaciones pueden ayudar a que éste llegue a su destino sin contratiempos.

1.- No poner botellas ni objetos frágiles sin embalar.

2. – No dejar sueltas las correas de los bolsos de viaje: se pueden enganchar en las cintas transportadoras (que no se detienen).

3.- No sobrecargar las maletas: pueden reventar al caerse desde los remolques de carga y desparramar su contenido.

4. – Poner candados en los cierres de cremallera. Los objetos de valor, como ordenadores personales o cámaras, deben ir como equipaje de mano; si te ves obligado a facturarlos, colócalos en el interior de la maleta, nunca en los bolsillos laterales, y anota los números de serie.

5. –  Mejor una maleta rígida que una flexible, más apropiada para el maletero de un coche que para el avión. Un buen truco para evitar robos es colocar el bolso de viaje dentro de una maleta ajada poco atractiva. Los embalajes de plástico y flejes que facilitan en algunos aeropuertos son también una forma eficaz de protección, aunque con la actual obsesión por la seguridad, pueden obligarte a identificar y abrir el equipaje a pie de pista, con lo que la precaución no habrá servido de nada.

6.- Al igual que el equipaje de mano, el facturado pasa por un control de rayos X. Respeta las recomendaciones de AENA respecto a contenidos peligrosos (líquidos inflamables, disolventes…) No coloques objetos que puedan llamar a confusión: si los servicios de seguridad del aeropuerto detectan alguna forma sospechosa pueden agujerear la carcasa para meter una sonda, rajar la maleta o forzar la cerradura.

Aunque te parezcan graciosas (que lo son), no te arriesgues con estas pegatinas: lo más probable es que tu sentido del humor no sintonice con el del personal de seguridad.

7.- Retira los antiguos marbetes de facturación, que pueden despistar y hacer que tu equipaje acabe en Cancún, y tú, en Roma.

8.- Identifica la maleta con una etiqueta donde aparezca tu nombre completo y un teléfono de contacto, pero no tu dirección, que podría invitar a algún caco a hacer una visita a tu casa mientras estás fuera.

9.-  Revisa bien la maleta antes de salir hacia el aeropuerto y no la dejes descuidada ni permitas que la manipulen extraños. Una vez en la aduana, lo que contenga es de tu estricta responsabilidad. Tampoco debes aceptar nunca transportar equipajes o paquetes de personas que no sean de total confianza. Es preferible parecer descortés que verte metido en un lío.

10.- Lleva una muda limpia y un cepillo de dientes en el bolso de mano. Si viajas con tu pareja, reparte la ropa de ambos entre las dos maletas: los calzoncillos pueden ser cómodos para ambos; las bragas, no.

Historias

Está la de aquel pasajero que comprobó que su valija extraviada había duplicado la cantidad de millas que había viajado su propietario. O como le pasó a este cronista de la contratapa que ubicado cómodamente en su butaca del avión vio cómo su equipaje iba derechito a ser cargado en la bodega del avión contiguo al suyo.-

Fuente: http://diarioelnorte.com.ar/nota10528_seguridad-como-cuidar-nuestras-valijas-de-viaje.html