El miedo a volar es mucho más frecuente de lo que imaginamos. Esta sensación de temor es entendible dado que el cielo no es nuestro hábitat natural, sin embargo, si no podemos viajar a un lugar en coche o autobús y tenemos que realizar un viaje en avión, podemos seguir las siguientes recomendaciones para mantenernos estables durante el viaje. Recuerde contratar un seguro de viaje para contrarrestar inconvenientes que puedan surgir.

•Evitar el pensar en accidentes aéreos, en turbulencias, en aterrizajes o el alterarnos con cada ruido desconocido que escuchemos.

•Se recomienda conocer un poco de la tecnología del avión (se puede leer una revista o algún libro relacionado) y mentalizarnos en que las personas encargadas del vuelo (piloto, asistentes y azafatas) son profesionales preparados tanto física como psicológicamente.

•No debemos tener temor de viajar en avión porque es un medio de transporte que supera en seguridad al viajar en coche, autobús, motocicleta, bicicleta u otro medio de transporte. En el espacio aéreo el riesgo de error es menor porque no hay el congestionamiento que se vive en las carreteras de la ciudad.

•Si sentimos mucho temor también se aconseja el comunicárselo a la azafata o las personas de la aerolínea que están en el vuelo pues nos brindarán apoyo y ayudarán a tranquilizar nuestra inseguridad.

•Se recomienda evitar mirar por la ventanilla porque nos puede dar vértigo. Lo importante es respirar profundamente (respiración abdominal) y mantener una respiración pausada.

•Si tenemos miedo a volar lo mejor será viajar acompañados para tener con quien poder compartir nuestro temor, e incluso, tomarnos de la mano su hay turbulencia o tenemos temor al despegar o aterrizar.

•No debemos consumir alimentos estimulantes antes de volar (bebidas energéticas, café, sodas, etc.) porque nos pueden alterar y ayudar a aumentar la sensación de temor.

•Debemos vestir cómodamente a fin de poder respirar con soltura y movilizarnos sin problemas.

•Si viajamos solos lo mejor será llevar revistas o reproductores musicales para poder entretenernos y dejar de pensar en el vuelo.

Finalmente, debemos indicar que hay personas que no sólo tienen miedo a volar sino que realizar esta actividad les causa angustia, desesperación e incluso claustrofobia. En este caso lo recomendable es consultar a un especialista que pueda recomendar técnicas de relajación e incluso alguna medicación previa al vuelo.

http://www.viajejet.com/perder-el-miedo-a-volar/