Los argentinos están viajando más al extranjero y de la misma manera ha aumentado el mercado para las empresas de asistencia al viajero, que se ven beneficiadas por ese y otros factores.
Para las empresas dedicadas a la asistencia al viajero no es una sorpresa que la venta de seguros de cobertura para viajes haya aumentado en el último año. Tanto en 2011 como en años anteriores, el segmento ha ido creciendo, por diferentes factores, generando un mercado y una competencia mucho mayores. Silvina García Fillol, directora Comercial de Universal Assistance,  le confirmó a este medio que desde la óptica de su empresa, “en los últimos cinco años ha habido un crecimiento fuerte y sostenido. Por ejemplo, Universal Assistance creció el año pasado un 50 por ciento en el mercado nacional en cuanto a facturación con respecto a 2010, y desde el 2005 a la fecha se ha producido una progresión constante que va del 30 al 50% cada año con respecto al anterior”. Según García Fillol, las razones para este fenómeno se ven reflejadas en primer lugar “el desarrollo turístico en el país, gracias al crecimiento de la economía que ha permitido que más personas viajen”. Bien cabe recordar que los viajes de argentinos al exterior crecieron 13,2 por ciento el último año, según datos del INDEC. Además, la Directora Comercial de Universal Assistance destacó “los requisitos de países extranjeros que obligan a los turistas a tener un servicio de seguro para viajes, lo que ha generado  conciencia en el consumidor”. En este sentido, hay dos destinos de preferencia para los argentinos, que han formalizado sus exigencias para permitir la entrada de turistas. Desde hace tiempo la Unión Europea obliga a los viajeros a contar con una cobertura especial de 30.000 euros en caso de internación que avala el ingreso al Viejo Continente, o Cuba, que solicita desde 2010 la contratación de un seguro de viaje. Como última razón, la responsable comercial de la empresa destacó a “las catástrofes climáticas y de la naturaleza que han empujado a muchos más viajeros a adoptar el servicio”. Por su parte, Eduardo Osz, gerente de Marketing & Comunicación de Coris, le explicó a Mensajero que cree que “desde lo general el pasajero promedio ha comprendido que es absolutamente necesario contar con un servicio que lo asista ante cualquier inconveniente, y más estando en un país extraño al propio, en donde, muchas veces, hasta la barrera idiomática se convierte en un problema serio el mas mínimo inconveniente”. A principios de la semana pasada, Cardinal Assitance había emitido un informe en el que aseguraba que “en el último año el negocio de la asistencia al viajero creció un 20%”. Según la empresa, el mercado mueve 200 millones de dólares en Argentina y evoluciona cada año a partir de la expansión de la industria del turismo como también de los servicios brindados por tarjetas de crédito, compañías de seguros y de medicina prepaga, entre otros.