Los pilotos de vuelos de Iberia han anunciado una huelga para los días 18 y 29 de diciembre, en plena campaña de Navidad. No obstante, garantizan todos los vuelos a las islas y dos transoceánicos y, desde la compañía, afirman que para agilizar los cambios de los billetes comprados en agencias de viajes, los clientes podrán realizar en las propias agencias cualquier modificación de hora, fecha o itinerario, una vez que se conozcan los vuelos afectados.

Estas fiestas navideñas estarán marcadas, en parte, por una huelga de los pilotos de Iberia que se desarrollará los próximos 18 y 29 de diciembre, según ha anunciado el sindicato Sepla. La preocupación es patente ya que, en estas fechas, numerosos españoles se desplazan en avión hasta sus hogares familiares para pasar estas fiestas en compañía o viajan para disfrutar de unos días de descanso alejados de su entorno habitual. Pese a la huelga, se garantizará el 100% de los vuelos a las islas y a Ceuta y Melilla, además de dos transoceánicos Unos y otros se verán afectados por las restricciones de vuelos como consecuencia de la mencionada huelga. No obstante, a diferencia de lo sucedido otras veces, en esta ocasión, el Ministerio de Fomento garantizará el 100% de los vuelos a las islas y a Ceuta y Melilla, además de dos transoceánicos (uno de ida y otro de vuelta). En las ciudades que estén a una distancia aproximada de 500 kilómetros, los servicios que se deben cubrir serán del 50% y los traslados que duren más de seis horas tendrán, al menos, un viaje de ida y otro de vuelta. Ante esta medida de presión, los usuarios españoles tendrán mecanismos suficientes para verse afectados lo menos posible en el momento de programar sus vuelos. Iberia trata de buscar alternativas de conexión satisfactorias para los usuarios, así como fomentar su servicio de atención al cliente para solventar todas las dudas. Huelga: paros y compañías afectadas Los posibles problemas que pueda crear a los usuarios el desarrollo de la próxima huelga de pilotos se resumen en los siguientes escenarios: Serán paros limitados a dos fechas concretas y no afectan a otras compañías de bandera española 1. Serán paros limitados a los días 18 y 29 de diciembre, en los que se ha asegurado el funcionamiento del 50% de los vuelos operativos a destinos con distancia aproximada de 500 kilómetros y con total operatividad (100%) para las rutas con destino a las islas, Ceuta y Melilla. 2. No afectarán a otras compañías de bandera española (Air Europa, Spanair, Vueling…), que mantendrán todos sus vuelos esos días con completa normalidad. Tampoco se verán afectadas las restantes empresas aéreas internacionales, que no sufrirán ninguna variación en sus vuelos por esta medida de presión. En cualquier caso, esta huelga no afecta a los vuelos operados por estas aerolíneas y códigos compartidos con otras compañías. 3. No supondrá una situación de caos, como en otras huelgas, al cumplirse con unos servicios mínimos. Con ellos, los usuarios tendrán menos problemas para desplazarse a sus respectivos destinos en las fechas programadas por la huelga de pilotos. Paliar los efectos de la huelga Para intentar paliar los efectos de la huelga, Iberia activará un plan de contingencia para atender a sus clientes. Este incluye las siguientes medidas: • La compañía hará todo lo posible por acoplar a todos los clientes afectados por las cancelaciones en otros vuelos de Iberia, de terceras compañías o en otros medios, o bien les ofrecerá el reembolso, si es la opción elegida de sus usuarios. • Iberia está contactada con otras empresas que operan en sus mismas rutas para, si fuera necesario, ofrecer a sus clientes una solución con otros operadores, incluso, un transporte alternativo por tierra. • Para agilizar los cambios de los billetes comprados en agencias de viajes, los clientes podrán realizar en las propias agencias cualquier modificación de hora, fecha o itinerario, una vez que se conozcan los vuelos afectados. • Los clientes que viajan en conexión y vean su viaje interrumpido por causa de la huelga, recibirán asistencia en todo momento. Protección de los usuarios A pesar de la limitación de esta huelga, que solo afectará a una parte de los vuelos comerciales operados por la compañía Iberia, los usuarios de este medio de transporte disponen de varios mecanismos para aminorar sus posibles consecuencias negativas. • Uno de ellos pasa por comunicarse con el servicio de atención al cliente de la compañía aérea española, que estará potenciado durante estos días para ofrecer una mejor información a sus clientes sobre la incidencia del paro, así como una ruta alternativa en caso de que sus vuelos resultaran afectados por la huelga. • La otra estrategia pasa por contratar un seguro de cancelación de vuelos para recuperar el importe desembolsado en caso de que su ruta fuese una de las afectadas. Los precios no son todos iguales y oscilan en función del destino, de forma que en los de ámbito nacional el desembolso es sensiblemente menor, a través de cuotas que no sobrepasan los 10 euros en la mayoría de propuestas. Mientras, a medida que el destino sea de media o larga distancia, el presupuesto será más elevado y rebasará los anteriores límites. En cualquier caso, las tarifas en esta clase de pólizas no representan más del 5% del importe total del viaje, con la ventaja de que, si por cualquier circunstancia el vuelo programado no sale, se recuperará en su totalidad el importe abonado. Formalizar la anulación del viaje En caso de que se anule su vuelo, el asegurado debe ponerse en contacto con el departamento de siniestros de su compañía de seguros. Habrá de aportar toda la documentación necesaria para que se formalice su demanda de forma correcta y en los plazos previstos. Si se desea obtener el reembolso completo de la cobertura de los gastos de anulación, se deberá presentar la siguiente documentación: •Reserva del viaje anulado. •Factura del coste total de su viaje. •Factura pagada en concepto de los gastos de anulación. •Documento acreditativo de los gastos de anulación. Por otra parte, el importe que cubre este seguro no es fijo, ya que varía en función del límite y la modalidad que el usuario haya seleccionado en el momento de formalizar su póliza de cancelación de vuelos. Lo habitual es que oscile entre 150 y 5.000 euros.

Fuente: Por JOSÉ IGNACIO RECIO

http://www.consumer.es/web/es/viajes/derechos_del_viajero/2011/12/17/205629.php