El paso del huracán Irene por Puerto Rico además de los estragos ya conocidos en nuestra infraestructura, impactó a muchos viajeros de crucero.

No sólo provocó cancelaciones de visita de barcos, dejando a pasajeros con las ganas de conocer a nuestra capital, sino que hizo que el Serenade of the Seas, de Royal Caribbean y el Carnival Victory salieran antes de tiempo del puerto de San Juan, lo que dejó pasajeros varados en nuestra ciudad que no pudieron estar a tiempo para abordar.

Doris Martínez, directora de Mercadeo de A&A Tours, representantes en Puerto Rico y el Caribe de Royal Caribbean entre otras líneas de barcos, indicó que no recibieron reclamaciones de pasajeros locales que no hubiesen podido abordar el Serenade of the Seas. ‘Por regla general, el pasajero puertorriqueño llega al muelle desde temprano y embarca con suficiente tiempo’, añadió.

Martínez indicó que situaciones como estas, son las que confirman una vez más, la importancia de tener un seguro de viaje y cancelación, al momento de planificar sus vacaciones. ‘Esto debe estar incluido en el ‘check list’ de todo viajero al momento de la planificación. Por causas naturales el personal que labora en los muelles ofrecerá asistencia con los arreglos necesarios, pero no está en las manos de las líneas de cruceros cubrir los gastos de cancelación, hospedaje, o traslado al siguiente puerto’, explicó, aunque dijo sin embargo, que sí se hace cuando el pasajero tiene algún aéreo o estadía pre crucero comprado con la misma línea de cruceros.

Por su parte Joyce Oliva, portavoz de Carnival confirmó a El Nuevo Día que la salida del barco en itinerario de siete días por el Caribe, se adelantó cuatro horas. ‘Como resultado se quedaron sin abordar 300 pasajeros pero afortunadamente más de la mitad de ellos, que viajaban con pasaporte, logró llegar a Barbados y subir al barco allí’, dijo Oliva.

Carnival les ofreció alojamiento de dos noches en un hotel de San Juan y pasaje a Barbados, así como un crédito por el total que pagaron del viaje a aquellos que no tenían pasaporte y perdieron la oportunidad de navegar.

Norwegian Cruise Line no tuvo pasajeros varados pero sí alteró itinerarios debido al paso por las Bahamas, incluyendo cancelar visitas a su isla privada de Great Stirrup Cay, de Bahamas.

En algunos de sus barcos cambió itinerarios sustituyéndolos por un día adicional en el mar o visitas a lugares no previstos, como Key West, en Florida.

Si tienes viajes en estos días, recuerda consultar con tu agente de viajes o línea de cruceros pues los cambios se producen en la medida que las condiciones del tiempo lo ameriten.

Dos lecciones que aprender

La temporada de huracanes nos recuerda los elementos importantes a tomar en cuenta cuando viajamos. Por un lado, la necesidad de tener pasaporte aún cuando el destino que piensas visitar no lo requiere. Los imprevistos surgen, y el cambio del puerto de embarque de los pasajeros de Carnival, es un perfecto ejemplo de esto.

Por otro lado, esto reafirma la necesidad de comprar seguro de viaje. Nada más triste que planificar y ahorrar con ilusión para el viaje de tu vida y no sólo no poder viajar, sino también perder tu dinero.

En los últimos años hemos visto desde huracanes hasta volcanes activos, que han hecho que miles de viajeros no puedan llegar a su destino. Un seguro que cubra cancelaciones por cualquier eventualidad, añadirá dólares a tu presupuesto, pero te evitará pérdidas y frustraciones mayores.

Siempre que vayas a comprar uno, verifica el tipo de cubierta que te están vendiendo. Las que incluyen enfermedades, pérdida de maletas o vuelos y asuntos relacionados con el clima, son las más completas. Algunas de ellas son las conocidas como ‘Cancelación por cualquier causa’.

Fuente: elnuevodía.com