Al viajar no solo tenemos que cubrirnos con un seguro de viaje sino también saber con el clima que nos vamos a encontrar cuando arribemos al sitio elegido.

El clima en A Coruña es de tipo atlántico europeo. La ciudad se encuentra entre los 0 y 50 metros sobre el nivel del mar, y al estar ubicada en la costa, sus temperaturas están suavizadas por la acción del mar.

Los inviernos son suaves con temperaturas mínimas que se registran en el mes de febrero, con una media de 9,6ºC. La media de lluvias de invierno es de 363 mm.

Los veranos coruñeses son frescos y el mes de agosto es el más caluroso, alcanzando la media de 19,2ºC. La precipitación media de verano es la más baja del año, con 125 mm.

La temperatura media anual es de 14ºC, no registrándose grandes diferencias entre los registros extremos diarios y anuales. La humedad ambiente es muy elevada, promediando el 70% durante todo el año.

Las precipitaciones se hallan distribuidas en las cuatro estaciones del año, alternadas con temporadas de sol. El año tiene unos 131 días con precipitaciones y 1.962 horas de sol.

Lo más aconsejable, si viajas a Coruña, es llevar un chubasquero y alguna ropa de abrigo.

Galicia pertenece a la Iberia húmeda de clima oceánico. Sus principales características son la regularidad de las precipitaciones durante el año, desde 1.000 a 1.500 mm anuales y las temperaturas suaves con baja oscilación anual. Los factores decisivos en el clima son el frente polar y el anticiclón de las Azores.

Las zonas costeras están azotadas por constantes vientos fuertes. Dominan del oeste y llevan hasta Galicia masas de aire húmedo desde el polo y desde el trópico, provocando las lluvias. Pero la distribución y frecuencia de las precipitaciones no es uniforme en toda la región, lo que indica que en Galicia existe una diversidad en el clima. Al norte podemos apreciar un clima de tipo marítimo de la costa oeste continental y en la zona sur este mismo clima tiene una cierta tendencia al clima mediterráneo. Las precipitaciones alcanzan su máximo en invierno y en el verano inclusive se puede hablar de uno o dos meses de aridez.

Las temperaturas medias mínimas anuales están entre 7 y 13ºC y las medias máximas están entre 15 y 24ºC. Aunque la influencia de las montañas es muy notoria: donde se superan los 1.000 metros de altura las temperaturas son frías en invierno y frescas en verano, con uno o dos meses de heladas y posibles nevadas. Excepcionalmente, en el año 2006 se registró un verano con temperaturas extremas desconocidas en Galicia, llegando a pasar los 40ºC.

La recomendación que podemos darte si viajas hasta Galicia es llevar siempre paraguas y chubasquero contigo. Las posibilidades de lluvias están presentes incluso en verano. Es importante que incluyas también ropa de abrigo, por las noches las temperaturas son algo más frescas, en especial en las zonas un poco elevadas respecto del nivel del mar.

Recuerde contratar un seguro de viaje para contrarrestar inconvenientes que puedan surgir.

http://www.segurodelviajero.com.ar/asistencia/el-clima-de-la-coruna-y-galicia/