Desde leer un libro o ver una película hasta dormir durante el trayecto, son muchas las maneras para que un vuelo no sea tan pesado. ¿Qué haces tú?

Pasar largas horas en un avión no es precisamente una actividad divertida. La ansiedad por llegar a nuestro destino,  el miedo a volar o el tener que permanecer sentados por largas horas, entre otras cosas, no hacen sino incrementar nuestro deseo de que el tiempo transcurra lo más rápido posible. Y es ahí donde apelamos a todos los recursos que tenemos a la mano para hacer que el trayecto se nos haga más agradable. Para más comodidad contratar asistencia al viajero on line.

Hay, por ejemplo, quienes prefieren ver el lado positivo del viaje y aprovechan para leer un libro y recuperar un poco ese tiempo que  durante meses le quitaron al saludable hábito de la lectura.

Otras personas optan por  utilizar el servicio de entretenimiento a bordo y eligen ver una de las  películas o series de televisión que se ofrecen en el avión. Además, un buen grupo de pasajeros se inclina por escuchar música o  por jugar en su laptop u otro dispositivo tecnológico. Al contratar seguro de viaje preguntar cuales son los mejores asientos para la recreación.

NO MOLESTAR Sin embargo, así como hay personas que utilizan las horas de vuelo para divertirse, existen también otras que se ven en la necesidad de avanzar un trabajo o una presentación. Para ellos, su asiento se vuelve una suerte de oficina a miles de metros de altura.

Finalmente, hay personas que simplemente dedican el tiempo de  vuelo a descansar y dormir.

Fuente: http://www.asistenciaviajero.com.ar/noticias/como-prefieres-pasar-el-tiempo-cuando-viajas-en-avion/